Posteado por: maganto | 8 octubre, 2011

La recuperación de cintas hechas a mano

Cinta para manteo hecha a mano en León, gracias a Constanza Benavides. Fotografía: Esther Maganto, agosto 2011.

Mi amistad con Constanza Benavides, que vive en la localidad leonesa de Benavides de Órbigo, se remonta justamente a treinta y ocho años atrás. En aquella fecha, y tras destinar a mi padre a tierras leonesas,  ella y su familia abrieron las puertas de su casa a mis padres y dos niñas mellizas de apenas ocho meses de edad.

Tras dos años de estancia en Benavides, mi familia regresó de nuevo a Segovia, pero los lazos de amistad duran desde entonces y por eso mis recuerdos se agolpan… juegos junto al lavadero de cerca de casa, ir a por leche recién ordeñada a casa de una vecina… mil paseos junto al río donde el abuelo Pastorín enseñaba a pescar a Delibes, además de semanas veraniegas en las Fiestas del Cristo con concursos de jotas incluidos…  Cocido leonés y pan de hogaza siempre sobre la mesa y, sobre todo,  el mejor chorizo y cecina de matanza que jamás he probado, hecho en casa, ahumado en varias estancias del patio de la casa de fachada de adobe pintada de blanco sobre la que destacaban las ventanas de madera de tonos azules. ¡Cuántos recuerdos!

A la vuelta de la vida, seguimos compartiendo muchas cosas, y entre ellas, la pasión por la Indumentaria Tradicional. En una de las visitas de “Tanzi” y mi querido Jose “Pastorín” a Segovia, y tras una conversación sobre su participación en un grupo de danzas de la localidad leonesa, les enseñé varias de las cintas de agremanes decoradas con abalorios que comparten los manteos de ambas provincias. Ella, atenta, las tomó entre sus manos y recorrió con su ojos los motivos repetidos, corazones de cordón, entre los que se intercalaban cientos de abalorios menudos. “Yo puedo sacar este dibujo”, me dijo ella sin dudar.

Unos meses después, coincidiendo con los preparativos de mi boda -en el verano de 2009-, y en una nueva visita a Segovia, me hizo entrega de uno de los regalos que hoy considero parte de “mis tesoros”: 7 metros de cinta hecha a mano, de una belleza espléndida… idéntica a las localizadas en un sinfín de piezas testigo que he podedio ver en mi trabajo de campo por la provincia de Segovia. Estas prendas, manteos festivos de paño amarillo, rojo, azul, morado y negro, se fechan en su gran mayoría en la segunda mitad del siglo XIX y suelen prensentar decoraciones en las que se alternan e intercalan las tiranas de terciopelo -lisas o labradas- con cintas de agremanes, galones metálicos, pasamanerías… en suma, guarniciones, que tienen sus antecedentes en las modas cortesanas de la España del siglo XVII.

Detalle de la cinta dibujada a mano siguiendo la base de cordón. Fotografía: Esther Maganto, agosto 2011.

Gracias a Tanzi y a Jose Pastorín, por vuestra amistad infinita.

A Roberto, a Eva y a César, por todo lo que nos enseñásteis a los que llegamos desde la cuidad.

Y a vuestros hijos, hoy ya nietos de Tanzi, porque ellos continuarán con lo comenzado hace 40 años.

Datos curiosos sobre el significado de “agremán”.

Como dato curioso, puedo añadir, que el término agremán,  no aparece recogido ni en el Diccionario de Sebastían de Covarrubias, el Tesoro de la Lengua Castellana de 1611, ni en el Diccionario de Autoridades, cuya primera edición se fecha en 1726.  En la actualidad, el Diccionario de la Real Academia de la Lengua recoge este vocablo como “labor de pasamanería en forma de cinta, usada para adorno y guarniciones”.

Ésta, es la definición que a su vez cita Concha Casado Lobato, la investigadora autora de La Indumentaria Tradicional en las comarcas leonesas, donde se pueden ver a través de múltiples fotografías las coincidencias que presentan ambas provincias, Segovia y León, en los motivos de estas cintas.

Con el fin de aportar más detalles que nos revelen distinciones respecto a otras decoraciones como los galones, cito la aportada por la empresa Bender, que vende sus productos en la red, y que explica su producción industrial: “los agremanes son producidos con varios tipos de hilados en telares automáticos y se utilizan principalmente como ribete o decoración de un borde de tela. Pueden tener diseños en colores o ser figuras en una cinta delgada hecha de hilos (hilos torcidos o hilos multifilamentos) con diseños de filigrana”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: