Posteado por: maganto | 6 noviembre, 2011

“Franjones” de Cedillo de la Torre (II)

Hoy retomo el análisis de diversas prendas de la Familia Tomé (de Cedillo de la Torre) para explicar algunas cuestiones clave de los manteos encimeros segovianos: en este caso, de los denominados “franjones”, que presentan una decoración basada en tiranas de terciopelo, cintas decoradas con abalorios y/o lentejuelas y galones metálicos, tanto en plata como en oro. La primera entrada que dediqué a esta colección particular está fechada en agosto de 2011, y podéis leerla de nuevo para refrescar algunos datos. Veamos entonces las razones de la importancia de esta colección.

Tres colores: rojo, amarillo y morado

Es de cierto dominio público, y en particular, entre las mujeres que han usado y usan, o que han heredado, o que han encargado la confección de un manteo, que los tres colores de manteos que debía tener toda familia segoviana eran el rojo, el amarillo y el azul: cada uno, para cumplir una determinada función dentro del calendario anual festivo-religioso. Hoy en día, son muy pocas las familias que pueden dar cuenta fidedigna de ese dato, pero la familia Tomé de Cedillo de la Torre, así me lo confirmó, y así me lo mostró. Entre los “franjones” que conserva, cuatro son rojos -tres adultos y uno infantil-, uno amarillo -adulto-, y uno más, morado en vez de azul -también adulto, y que no pudieron enseñarme porque lo habían prestado-.

Este dato viene a enlazar con la información aportada por Fernanda Campos, profesora de la Sección de Labores de la Escuela Normal de Maestras de Segovia en su obra titulada Estudio del Traje Regional Segoviano, redactado en el año 1924 tal y como muestro en la siguiente transcripción: “El color del manteo superior era distinto y especial, según los casos: en la función del pueblo, que comunmente duraba tres días, solía llevarse rojo el primero, amarillo el segundo y azul el tercero. Y en la investida temporalmente con la autoridad de alcaldesa en la fiesta de Santa Águeda, según costumbre tradicional en algunos pueblos de la provincia, era de ritual que se pusiera el amarillo la víspera, el azul el día titular y el encarnado el siguiente”.

A su vez, los “franjones” de la familia Tomé, cumplen con otra de las informaciones aportadas por Campos, al referirse al ruedo de los manteos. Tal y como puedes observar en las fotografías, los “franjones” rojos presentan el ruedo en color amarillo, mientras que el “franjón” amarillo, lo lleva en rojo. La presencia del paño verde y el paño morado, puede verse en el ruedo del “franjón” rojo infantil, confeccionado con múltiples restos, tanto de paño, c0mo de cintas y galones. Según el texto de Campos, el ruedo era el “refuerzo o forro con que se guarnecen interiormente -los manteos- por la parte inferior”, y su color podía variar: “de color verde o amarillo en los rojos, y encarnado en los amarillos”.

Guarniciones: tiranas, cintas y galones

De los cinco “franjones” que me mostró la familia Tomé, tres de ellos presentan una decoración triple conformada por tiranas de terciopelo, cintas decoradas con abalorios y/o lentejuelas y galones metálicos (en tres versiones también: sólo dorado, sólo plateado o ambos en una misma prenda).  El “franjón” amarillo sólo está decorado con tres tiranas de terciopelo liso, y uno de los “franjones” encarnados cuenta con dos guarniciones: las tiranas de terciopelo y las cintas de abalorios. Estas dos últimas, son las decoraciones más habituales y generalizadas en la provincia de Segovia, donde el terciopelo puede ser liso, labrado o con estampaciones geométricas y florales -que hoy en día se bordan para imitar los motivos del siglo XIX-.

No obstante, el uso de los galones metálicos y sus distintas combinaciones con el terciopelo y las cintas de abalorios, guardan relación, tal y como éxplique en la entrada del mes de agosto, con las piezas testigo que se localizan en zonas geográficas cercanas, pero que administrativamente pertenecen a otra provincia: tal es es caso de piezas testigo encontradas en la Comarca de la Churrería, concretamente en la localidad vallisoletana de Campaspero, que hasta 1833 perteneció a Segovia.

Dentro de la provincia de Segovia, otra de las zonas en las que he realizado un trabajo de campo y en la que he encontrado piezas testigo decoradas con galones metálicos, es la zona de Riaza -a través de fotografías antiguas fechadas en las primeras décadas del siglo XX-, y en la Campiña -Santa María la Real de Nieva, Bercial y entorno-, en manteos encarnados y un sólo ejemplar amarillo donde en vez de galón se había usado encaje metálico dorado. Entre las referencias escritas que he consultado y que mencionan el uso de este tipo de galones, puedo citar la descripción aportada por Jose María Avrial en 1839, en el texto publicado por el Semanario Pintoresco Español junto a una de sus ilustraciones titulada Los segovianos. El día de Santa Águeda en Zamarramala: “Un manteo de paño fino azul (hablando de las alcaldesas porque visten de ceremonia, que las demás le gastan de grana o de paño o de bayeta de otros colores) con galones de plata o de oro en la parte inferior, cubre muchos otros manteos de diferentes colores, de los que dejan ver por debajo alguna parte, porque así lo exige la moda, habiendo algunas que se ponen hasta seis”.

Como referencia pictórica en la que pueden contemplarse galones metálicos, decorados a su vez con “huevecillos dorados” en ambos extremos, puedo recurrir al exvoto de Carbonero el Mayor, fechado en 1749, y al que dediqué una de las primeras entradas de este blog. El exvoto evidenciaba así, la pervivencia en el modelo de vestido femenino de algunos restos de modas cortesanas y burguesas españolas del XVII, el uso de pasamanerías y galones para decorar tanto los bajos de las amplias faldas, denominadas basquiñas, como de los jubones y faltriqueras.

Principio de simetría, clave en los manteos

En esta extensa entrada, no podría dejar de mencionar una puntualización clave: la simetría que presentan la gran mayoría de piezas testigo en la disposición de las distintas guarniciones desde el centro hasta los extremos. El número de guarniciones más generalizado es el de tres y cinco, siendo menos abundantes los ejemplares en los que se contabilizan siete o nueve cintas. En casos excepcionales, como en un manteo de paño azul procedente de Aguilafuente -de gran riqueza- he podido contar hasta diez cintas, rompiendo este principio de simetría en su extremo inferior, decorado con una cinta de abalrios con forma triangular. El principio de semitería debería ser uno de los más importantes a la hora de confeccionar nuevas prendas, ya que esta es una de las problemáticas de la indumentaria tradicional en la actualidad: el aditamento posterior de cintas con respecto a la fecha de confección, o la distintición individual -que seduce a muchas mujeres- conducen a la hechura de prendas que no guardan concordancia con la disposición de las guarniciones de las piezas testigo del siglo XIX y del siglo XX.

La valoración de la colección de la Familia Tomé, vuelve a ser, por lo tanto, muy alta en este sentido, puesto que sus “franjones” cumplen de nuevo con este principio fundamental, siendo tres, cinco, siete y nueve el número de cintas que pueden verse en su colección. Como fotografía final, muestro la perteneciente a un “franjón” de paño rojo decorado con nueve cintas, sin grandes recargamientos, en las que se distinguen, pasamanerías sin decoraciones, galones metálicos de plata y oro y tiranas de terciopelo liso. ¿Puedes fijarte en su centro? La tirana de terciopelo central, es la más ancha de todas las guarniciones y marca el orden de colocación de éstas desde el centro a los extremos.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: