Posteado por: maganto | 12 mayo, 2012

Iniciativa: 50 años del Colegio San José (Segovia)

Hoy, sábado 12 de mayo, se inician los ensayos de danzas tradicionales para un grupo de antiguas alumnas del Colegio de San José de Segovia. La razón de esta reunión de mujeres de distintas generaciones no es otra que la de participar en la programación de un excepcional evento: el 50 Aniversario de este centro escolar. A mediados de junio, y coincidiendo con el fin de curso, bailaremos algunas piezas del repertorio del Colegio, que todas nosotras ya llevamos al escenario en numerosas ediciones del Festival de Danzas del 1º de Mayo, celebrado desde hace más de treinta años en la Plaza de Ramiro Ledesma, y “plato fuerte y distintivo” de las fiestas de este barrio.

Mujeres inolvidables

Atrás quedan numerosas fotografías de las distintas componentes del grupo de danzas del Colegio, que se fue renovando gracias al empeño de diversas mujeres: primero, Dª Tomasa de la Iglesia -ligada a la Sección Femenina- y después, Mercedes Sánz -que mantuvo y continuó la labor iniciada por Dª Tomasa-. Más tarde, en la etapa democrática, llegarían su hija Mercedes y Ana Teresa López Pastor, quien aportó al grupo de danzas un nuevo impulso y filosofía a través de la investigación etnográfica. Ella fue la primera persona que hizo entrega a las “mamás” de unas pautas escritas para confeccionar las diferentes prendas de la indumentaria tradicional femenina.

Yo, llegué al grupo formado por Ana Teresa López Pastor cuando tenía 12 años, y mi primera salida al escenario fue en el Festival de Danzas de 1984. Aún recuerdo cómo mi madre nos vistió a mi hermana y a mi sigueindo el “ritual” que Ana Teresa nos marcó. Primero, el peinado: dos rodetes trenzados y un lazo; después, las medias, las zapatillas de esparto atadas simétricamente a la misma altura; sobre ellas, los pololos, la camisa y las enaguas; sobre éstas, el manteo rojo, el justillo y finalmente, el delantal… Así me vestí durante años, hasta que gracias a los conocimientos transmitidos por Ana Teresa comencé a abrir viejos arcones. Mi sincero reconocimiento hacia ella, desde aquí, porque guardo este rito en mi memoria y todavía lo pongo en práctica cuando me visto “de segoviana”. Ahora uso otras prendas como manteo bajero en vez de enaguas, jubones en vez de justillos, además de zapatos con hebillas y faltriqueras…

Os seguiré contando… Os dejo una fotografía del grupo de danzas que me antecedió: algunas de estas ñiñas, hoy mujeres, serán en junio mis compañeras y tendremos el placer de compatir el momento de vestirnos y de mostrar al público parte del repertorio que caracterizó a los sucesivos grupos del Colegio de San José.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: