Posteado por: maganto | 28 octubre, 2012

2ª Clase, Universidad de la Experiencia

El pasado miércoles 24 de octubre impartí la segunda clase de la asignatura Tradiciones Culturales bajo el título: Identidad. Somos segovianos, somos castellanos. Somos castellanos, somos segovianos. Analicé por tanto, la conformación de la identidad de todo individuo a partir del origen geográfico -gentilicio local, comarca natural, provincia, comunidad autónoma, país, continente- y de la división histórico-política-administrativa -hice un breve repaso por la división territorial anterior y posterior a 1833 para distinguir los términos Castilla la Vieja y Castilla y León, y para delimitar las fronteras actuales de la provincia de Segovia.

Acompañé mi disertación con algunas coplillas de jotas segovianas y a partir de aquí, diseccioné a lo largo de una hora y a través de 50 documentos visuales, la “imagen” que grabadores, pintores fotógrafos, estudiosos de la indumentaria y de la moda difundieron a través de revistas y diarios de prensa, obras pictóricas, retratos… sobre los “segovianos”. Desde el siglo XVIII, la identidad segoviana es fácilmente reconocible gracias a diversas prendas con las que se visten los  distintos personajes, pero también gracias y a modo de ejemplo, a las reinterpretaciones coloreadas de grabados y de fotografías.

Conocer la fuente original pemite al investigador ir más allá del mero acopio y ordenación histórica de los documentos encontrados: en unas ocasiones se descubren prendas de atrezzo que sirvieron para vestir a dos tipos,  a priori, procedentes de diferentes localidades; en otras, es posible seguir el rastro de una prenda en particular, o de determinar el momento de la desaparición de una prenda concreta, sustituida por otra, por la influencia de la moda burguesa.

Para ejemplificar lo expuesto, quiero explicar que la imagen que ilustra esta entrada, y que forma parte de la Colección de tipos de las 49 provincias de España -regalo a los consumidores del chocolate “Jaime Boix”
Barcelona (c.1895)- resulta una clara reinterpretación litográfica de unos de los personajes femeninos fotografiados por el francés Laurent en 1878, en concreto, de la comitiva segoviana que asistió a las bodas reales de Alfonso XII celebradas en Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: