Posteado por: maganto | 30 junio, 2013

Danzantes por San Pedro, en San Pedro de Gaíllos

Segovia capitalSan Pedro en San Pedro de Gaillos 008 comparte con otras localidades segovianas la festividad del 29 de junio, dedicada a San Pedro Apóstol: entre otras, San Pedro de Gaíllos, donde las danzas de palos cobraron gran importancia hace ahora treinta años para festejar a su patrón. Estas danzas, no sólo forman parte de la identidad colectiva, compartida y vivida por diversas generaciones de este pueblo, sino que se erigen como uno de los principales dinamizadores de la vida social, puesto que la actual cuadrilla de danzantes masculinos y el grupo de mujeres reúnen a un nutrido número de jóvenes, y ya cuentan con una nueva “hornada” de danzantes entre los más pequeños  de la localidad.  El empeño y el logro común por visibilizar y dar a conocer este rico patrimonio inmaterial se hizo patente con la apertura de El Museo del Paloteo y el Centro de Interpretación del Folklore, que en la actualidad constituyen dos ejemplos del reconocimiento social e institucional que han alcanzado estas danzas a comienzos del siglo XXI.

San Pedro, patrón de San Pedro de Gaíllos

El sábado 29 de junio vecinos y danzantes acudieron a la cita de la procesión marcada al mediodía. Pablo Orgaz, dulzainero de la localidad desde hace tres décadas -pupilo y continuador del Tío Pedro o “Tío Tambores”-, recorrió algunas calles acompañado de otras tres dulzainas, una  caja y un bombo, para dirigirse a la iglesia parroquial, e iniciar -antes de la misa- la procesión, de corto recorrido respecto a la celebrada en septiembre con motivo de las fiestas de Nuestra Señora. Los danzantes se incorporaron al acto religioso cuando la imagen de San Pedro alcanzó la Plaza Mayor, y dedicaron al santo cuatro piezas: La jota paloteada de La Abuela, en la que los hombres danzan y las mujeres bailan; los paloteos de La Reverencia y Los Tres Puntos, en los que sólo participan hombres-; y la danza de La Cruz, donde participan las mujeres acompañadas del “zarragón”.

Tras esta primera y única parada, todos llegaron hasta la iglesia parroquial para danzar El Arco, donde de nuevo hombres y mujeres compartieron protagonismo. Una vez “armado”, la imagen de San Pedro en carroza, junto con las autoridades y el párroco, pasó por debajo del arco para dar comienzo la misa.  Tras el acto litúrgico, en el que la homilía y la ofrenda  tuvieron como tema central las danzas de palos, sólo quedaba el “refresco” en el Ayuntamiento: danzantes, músicos, autoridades e invitados, reunidos y conversando sobre temas diversos para festejar su patrón.

En la foto, una imagen de La Abuela, la jota paloteada en la que las mujeres bailan y los hombres palotean. San Pedro Apóstol, al fondo, en carroza. Frente a los danzantes, ataviados con “faldillas”, el atavió del “zarragón”, con calzón de paño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: