Posteado por: maganto | 13 agosto, 2016

Presentación: Los danzantes de enagüillas en Torre Val de San Pedro

 

DSC_0142

Foto: Pedro de la Calle, dulzainero de La Torre; Luis López, danzante y Guión de La Torre; Esther Maganto y J. Antonio Gil, tamboritero de Matabuena de la saga “Los Sastres”.

Mi pasión por las danzas de palos nació en Torre Val de San Pedro (La Torre)

Los danzantes de Torre Val de San Pedro saben que fueron el gérmen de mi libro, Los danzantes de enagüillas en la provincia de Segovia. Mapa geográfico-festivo a comienzos del siglo XXI, hace ya treinta años. Fueron ellos, y gracias a la Socióloga y Antropóloga Ana Teresa López Pastor, quienes me descubrieron con catorce años las danzas de palos, y con ello, el enaguado ritual masculino y mis grandes preguntas en torno a su origen.

El 12 de agosto, mi reencuentro con los danzantes y la gente de Torre Val, no ha podido ser más emotivo: cuánto he disfrutado junto a mi amigo y dulzainero Pedro de la Calle -y toda la saga: Andrés, Marisa…-, el danzante y Guión Luis López, el danzante e impulsor de la recuperación de las danzas de palos en 1983 Jose Antonio Sebastián, o el hijo del dulzainero Antonio Gil de Matabuena, Juan Antonio Gil…

Y cómo no, acogedores y volcados con un proyecto fraguado durante años, han elegido la iglesia, el espacio sagrado donde disfrutan del encuentro entre los vecinos, para dar cabida a la presentación del libro. Gracias por llenarla de gentío atento, y gracias también por danzar “El Arado”, la danza ritual que durante la Octava del Rosario las danzantas de Torre Val le dedican a esta imagen, como ya lo hicieran las mozas de la localidad en 1832, tal y como constatan los libros de cofradías.

Ya fuera, en la Plaza, ha seguido la algarabía: nuevas generaciones de danzantas a apuntan a este esfuerzo colectivo por la conservación de este Patrimonio Cultural Inmaterial, acompañando a los danzantes que se han ido sucedediendo desde los años 80, la generación que recuperó los paloteos de La Torre tras cuarenta años de pérdida. También, dando muestra de la continuidad que se ha dado en Arcones desde la recuperacíón de estas danzas a finales de los años 70, los danzantes y danzantas de estas localidad serrana han ejecutado varios paloteos acompañados por Los Galleguillos y Alfredo Garrido, danzante y dulzainero.

Las danzas de palos han brillado al sol de agosto, reuniendo a su alrededor a gentes verdaderamente comprometidas con este legado. ¡Que vivan las danzas de palos!.

Porque todo comenzó en Torre Val de San Pedro. Mil gracias

Esther Maganto

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: